Dra. Marina Snitcofsky, Vet., DiplMedInt, DiplEC, EECS, MagPNIE, DCV IBCN (UBA-CONICET), Fac. Medicina UBA, Paraguay 2155 3° piso, CABA, Argentina marina.snitcofsky@conicet.gov.ar ETAPAS DE DESARROLLO CONDUCTUAL DEL CACHORRO Desde el momento del nacimiento, en el cachorro se produce un muy rápido desarrollo de su sistema nervioso, de sus sentidos y de su conducta, completando procesos madurativos que comenzaron en la vida prenatal. Es durante las diferentes etapas de desarrollo sensorial y conductual que el cachorro atraviesa, que se deben tener en cuenta las pautas de educación apropiadas para prevenir posibles problemas conductuales futuros. Se denomina ontogenia de la conducta al estudio de los cambios que se producen en una conducta a lo largo de la vida de un animal, así como de los mecanismos responsables de dichos cambios. Se intenta, de este modo, responder una de las 4 preguntas de Timbergen relacionadas con el estudio de un patrón de comportamiento: “¿Cuál es la ONTOGENIA de la conducta?”. Estas modificaciones conductuales que se producen a lo largo del desarrollo del individuo responden a alguno de los siguientes mecanismos fisiológicos (o a sus combinaciones): 1- Maduración del sistema nervioso central y periférico, incluyendo la mielinización de las estructuras. deldesarrollo postnatal en las especies altriciales, que-en oposición alas precoces- son aquellas quenacen conunestado dedesarrollo sensorial ymotorrelativamente atrasado 2- la conducta puede cambiar como consecuencia delaprendizaje. 3- la conducta puede cambiar como resultado devariaciones enla concentración plasmática dehormonas;éste eselcaso,por ejemplo, delos cambios quetienen lugar cuando elanimal llega ala pubertad, yqueson consecuencia delefecto activador delas hormonas sexuales sobre las conductas sexualmente dimórficas IMPRONTA El proceso de impronta (en inglés “imprinting”, que puede traducirse como “huella” o “troquelado”), fue descripto por Konrad Lorenz en 1973. Es una forma primitiva de aprendizaje con un fuerte componente innato, a través de la cual los neonatos aprenden a reconocer, aproximarse y seguir al primer objeto relativamente grande, cercano y con determinada morfología, que ven en movimiento en su proximidad. Este proceso de aprendizaje se caracteriza, entre otras cosas, por ser relativamente irreversible y producirse sólo durante un período determinado, denominado “período sensible”. En las especies altriciales, como los caninos, el proceso de impronta ocurre durante el período de transición, a partir de la apertura de los ojos (alrededor de los 7 a 10 días postnatales en promedio. A partir de la apertura de los ojos, los cachorros comienzan a guiarse por estímulos visuales, y es gracias al proceso de impronta, que fijan la imagen de determinada figura adulta (generalmente su madre, pero no necesariamente) y la toman como objeto referencial al que siguen a todas partes. ). Durante esta etapa, la cría asume un rol activo en el reconocimiento de su madre, de sus hermanos y del nido, y desarrolla conductas de apego (principalmente acercamiento), con el objetivo de mantener la proximidad con su madre. Talcomo hemos dicho, elproceso desocialización delperro constituye unsegundo ejemplo deperíodo sensible en eldesarrollo dela conducta. Esteperíodo esunadelas cuatro etapas enquetradicionalmente sedivide eldesarrollo comportamental delcachorro durante las primeras semanas devidayquesediscuten másadelante. SOCIALIZACIÓN Beaver define la socialización como un proceso de aprendizaje especial durante el cual un individuo aprende a aceptar la proximidad estrecha de varias especies o miembros de la propia especie en su propio grupo. El periodo de socialización se ha estudiado ampliamente, ya que parece que las experiencias durante esta etapa, tienen efectos permanentes en el desarrollo del comportamiento canino. Se cree que durante este tiempo se desarrollan los apegos sociales a las personas y, que después de finalizar el periodo de socialización, parece relativamente más difícil modificar el comportamiento social El periodo de socialización en el perro dura desde aproximadamente las 3 semanas de edad hasta las 10 ó 12 semanas. Durante esta etapa el interés del cachorro por otros seres vivos alcanza su máximo nivel entre las 5 y las 7 semanas de edad; esto se ha denominado “periodo de aproximación”. El período sensible de socialización sería, por tanto, el período de tiempo comprendido entre el inicio de la madurez sensorial y la madurez de las estructuras nerviosas que controlan la respuesta de miedo frente a situaciones nuevas. El período de socialización se caracteriza fundamentalmente por un aumento muy marcado en la conducta exploratoria y en las interacciones sociales con los otros cachorros. La conducta de juego aumenta muy marcadamente en frecuencia e intensidad durante el período de socialización. Esta conducta es especialmente importante porque permite que el cachorro aprenda a controlar la intensidad del mordisco en sus interacciones con otros perros y, por extensión, con las personas. El período de socialización es muy importante porque los perros que no han tenido contacto con personas durante este período pueden mostrar durante toda su vida un comportamiento anormal -temeroso y en ocasiones incluso agresivo- hacia los seres humanos. A la inversa, los perros que durante el período de socialización no han tenido contacto con otros perros pueden mostrar un comportamiento anormal hacia sus congéneres durante el resto de su vida. En definitiva, el período de socialización es el período en que el perro aprende amostrar una conducta social normal hacia las personas y hacia otros perros. Es importante tener en cuenta que una mala socialización es un factor de riesgo La recomendación práctica derivada de la existencia del período sensible de socialización es que los perros deberían tener contacto con personas y con otros perros entre las 3 y las 12 semanas de vida. Por lo tanto, la edad óptima para adoptar un cachorro -es decir, para separado de su madre y hermanos y llevado al domicilio del propietario- estaría entre las 7 y las 8 semanas, es decir, aproximadamente a la mitad del período de socialización. Las primeras semanas en la vida deunperro tienen unefecto extraordinariamente importante sobre Elperíodo desocialización delperro doméstico esun ejemplo deperíodo sensible eneldesarrollo dela conducta, esdecir,unperíodo enelqueel ambiente tiene unefecto particularmente intenso yduradero sobre la conducta posterior del individuo. Laexistencia deperíodos sensibles eneldesarrollo dela conducta fue descrita inicialmente en avesprecoces. Dichasavesaprenden areconocer las características desusprogenitores y,por extensión, las delos miembros desu especie, durante unperíodo muyconcreto, quenormalmente seinicia pocotiempo despuésdelnacimiento yduraunaspocashoras. Eldesarrollo dela conducta durante las primeras etapas dela vidaes, enbuena medida, resultado dela maduración delsistema nervioso central ydelos órganos delos sentidos, así como deldesarrollo dela capacidad locomotora. Enelcasodelperro doméstico, estos cambiospueden resumirse dela siguiente manera: 1.Durantelasprimeras cuatro semanas devidaelencéfalo crecerápidamente, sobre todo a causadela mielinizacióndelas estructuras encefálicassubcorticales. Porelcontrario, la mielinizacióndelacorteza cerebral-y, muyespecialmente, delasáreasdeasociación- esunproceso mástardío, queseinicia alrededor delas cuatro semanas ycontinúa hastaqueelperro tiene varios mesesdeedad.Estoscambiosenelsistemanerviosocentral hacenquelacapacidaddeaprendizajedelperro aumente gradualmente durante lasprimeras etapasdesudesarrollo. Enefecto, durante las dosotres primeras semanas deúda elcachorro escapazdeaprender asociaciones simples. aunque la adquisición delarespuesta esmuylenta. Porotraparte, las formas máscomei2Sdeaprendllaje sede52lTollan paularin.m1entealo largo delos primeros mesesdevida. 2.Losúnicos sentidos funcionales alnacimiento soneltacto, elolfatoyelgusto. Losconductos auditivos ylos ojosseabren cuando elcachorro tiene entre 11y14días.Apesar de ello, la vistayeloídonoempiezan aserfuncionales hastamástarde. Así,porejemplo, elcachorro noresponde alos estímulos auditivoshastalos 19-20 díasdevida, yla orientación haciaestímulos visualesoauditivosnotiene lugar hastalos 25díasaproximadamente. Elreconocimiento visualdeobjetos familiares tiene lugar poco después. Laretina esfuncionalmentemaduraalas 6semanas deedad, aunque la percepción visualcontinúa desarrollándose deforma progresiva hastaqueelanimal tiene aproximadamente 4meses. 3.Lacapacidad demovimiento esmuylimitada en elmomento delnacimiento, y,durante los primeros díasdevida,elcachorro searrastra conlas patasdelanteras manteniendo eltronco encontacto conelsuelo. Encachorros normales, laspatasdelanteras pueden aguantar elpeso delcuerpo entre los 6ylos 10díasdevida,ylaspatastraseras entre los 11ylos 15días.Pocodespués, elcachorro empieza aalejarse delnido yaexplorar elentorno. 4.Lamaduración delsistema nervioso central durante las primeras semanas devidaexplica la aparición ydesaparición dealgunos reflejos, característicos deedades concretas, que resultan deinterés para evaluar eldesarrollo del animal. Elcachorro muestra dominancia flexora durante los primeros 4o5díasdevida,demaneraquesisele mantienesuspendido en elaire por la base dela cabeza responde flexionando las extremidades, la columna vertebral yla cola;posteriormente, yhastaelfinal dela segunda semana devida,el cachorro muestra dominancia extensora. Durante las dosprimeras semanas, elcachorro muestra algunos reflejos espinales simples, como elreflejo extensor cruzado. Estereflejo esanormal enperros adultos, pero debe considerarse normal enanimales demenosde18 díasdeedad. Además,elcachorro muestrarespuestas motorasmáscomplejas querequieren untono muscularadecuado. Entreéstasseencuentran eldenominado reflejo deMagnus yelreflejo derooting (palabra inglesa quehacereferencia alos movimientos deexploración con elhocico queson característicos dealgunos animales). Elreflejo deMagnuspuede desencadenarse flexionando la cabeza delcachorro haciaunlado; elanimal responde entonces extendiendo laspatasdellado haciaelquesehagirado la cabezayflexionando la otras. Este reflejo estápresente alnacimiento ysemantienehastalos 21díasdevidaaproximadamente. Elreflejo derooting consiste enque elcachorro sedesplaza haciacualquier objeto caliente situado cerca desu cabeza; puede desencadenarse colocando unamanoenforma decopa inmediatamente por delante delhocico del cachorro. Estereflejo esdesencadenado normalmente por la hembra allamer elhocico del cachorro ypermite que éste semantenga próximo ala madre.Elreflejo derooting estápresente alnacimiento yempieza adesaparecer alos 4díasdeedad. A newborn dog is a rather helpless creature – the eyes are closed, acoustic abilities utterly limited, and the olfactory system very immature. The motor programmes are limited to a few essential movement patterns necessary to obtain food and get rid of metabolic waste products. However, within a few weeks, the dog has developed a wide array of perception abilities and motor skills, and a few weeks later it has finished some of the most important developmental pathways in its life. This developmental process is a beautiful example of how genetics and experience are both necessary parts of normal behavioural development. The process is often divided into four periods: the neonatal period, the transition period, the socialization period and the juvenile period (Braastad and Bakken, 2002). During the neonatal period, the pups are completely dependent on their mother. They react to tactile stimuli and possibly smell. Movement is undeveloped and consists of slow crawling and head oscillations. They also emit whining or yelping vocalizations. During the transition period, the adult behaviour patterns start to develop. The eye-opening at approximately 13 days of age marks the start of the period, which ends when the ear channels open at 18–20 days. During the transition period, the motor abilities develop, and eventually the pup will start walking. Eliminative behaviour no longer requires tactile stimulation from the mother. Play-fighting and tail-wagging also start to develop during this period, and the vocalizations become more variable. During the period of socialization between 3 and 8 weeks, the young dog starts to display most adult behaviour patterns. During this period, the first signs of fear can also be observed. Social behaviour develops, as can be seen by the tendency to coordinate activities, and the first signs of aggression show up. During this phase, social bonds with other pups and with the mother and humans develop. The most sensitive period in this respect is 4–8 weeks of age. If the pups are deprived of human contact during this period, they may be extremely difficult to tame later on. During this limited time, the nervous system is predisposed for learning what a familiar flock and family member looks and smells like, and this capacity is largely lost after the socialization period. By 8 months of age, the dog is more or less fully grown. During the juvenile phase, which follows after the socialization period, basic behaviour is relatively invariant, although motor abilities are improved. Between 6 and 14 months of age, dogs of most breeds enter sexual maturation. Sexual as well as aggressive behaviour develops rapidly. The male dog starts performing raised leg urinations (RLU) and regardless of sex, social rank disputes are common Etapa Edad promedio Hitos y Comportamiento Importancia y Aplicaciones Prenatal Último tercio de la gestación Comienzo de sensibilidad táctil a través del vientre materno Manipulación y palpación del vientre materno para que los neonatos sean más tolerantes al contacto físico Neonatal hasta la 2ª semana Inmadurez motora y sensorial: comer (mamar), dormir (sueño sólo tipo REM), reptar (tigmotaxia), quejidos, micción y defecación reflejas. Manipulación del cachorro para hacerlo más adaptable Transición 2ª y 3ª semana Apertura ojos y oídos: Comienzo de la exploración del entorno (en estrella) y el juego. Sueño REM y de ondas lentas. Apego primario cachorro-madre Micción y defecación dejan de ser reflejas (control de esfínteres) Comienzo de la impronta (huella o troquelado): reconocimiento de la propia especie Socialización 3ª a 12ª semana Interacciones sociales intra e inter- Socialización con la propia especie y con otras especies: prevención específicas Comunicación y adquisición de los rituales de especie Exploración y juego social máximo Inicio de relaciones jerárquicas Desarrollo de la respuesta de miedo de fobias sociales Inhibición de mordida (autocontrol). Desapego Jerarquización Habituación a estímulos: prevención de fobias Juvenil 3,5 meses hasta madurez comportamental (adultez) Madurez sexual, pico de agresividad (macho) Estabilización de relaciones jerárquicas Jerarquización: Prevención de agresión competitiva Referencias – Jensen, Per. The Behavioural Biology of Dogs, Ed. CAB International 2007, Capítulo IV “Mechanisms and Function in Dog Behaviour” – Manteca Vilanova, Xavier. Etología Clínica Veterinaria del Perro y del Gato, 2a edición, Multimédica, Capítulo 2 “Comportamiento Normal del Perro” – Seksel, Kersti. La socialización del cachorro, Vol 20 No 1 / / 2010 / / Veterinary Focus / / 7 – Beaver BV. The veterinarian’s encyclopedia of animal behavior. Ames, Iowa: Iowa State University Press1994