Dra. Marina Snitcofsky

Una veterinaria poco convencional…con varias especialidades paralelas.

Decidí que iba ser veterinaria cerca de los 5 años de edad. Alrededor de mis 10 años, con un cobayo como mascota, descubrí que eran pocos los veterinarios especialistas en roedores, y definí que esa sería mi especialidad. Sin embargo, también me apasionaba leer sobre comportamiento animal, y estaba segura de querer seguir estudiando ese tópico. Cuando, a a los 15 años, hice un trabajo para la escuela sobre la carrera que me interesaba estudiar, busqué el programa de la carrera y lo leí con detenimiento. Así descubrí que, en el último año, existían materias optativas vinculadas con las distintas áreas de especialización. Con un resaltador marqué “Etología Clínica” y “Animales de Laboratorio”. Por supuesto, muchos años después me encontré cursando esas disciplinas que me habían cautivado desde pequeña.

 

Contacto

Nombre y Apellido

E-mail

7 + 2 =

Mensaje