Prevención de Mordeduras de Perros:

  • Los episodios de agresión responden a una tríada donde están involucrados: el animal agresor, la persona agredida y el contexto donde esta agresión se produce. Es importante tener en cuenta a estos tres factores a la hora de prevenir las mordeduras de perros.
  • imagen-1
  • En primera instancia, Ud nunca debe acercarse ni acariciar un perro desconocido, especialmente si el animal está suelto y no está su dueño presente. Los perros pueden transmitir enfermedades no sólo a través de su mordedura, sino también por su saliva, sus deyecciones e incluso por contacto directo con su piel o pelos.
  • Utilizaremos la palabra “LADRA” como una sigla para que sea más fácil recordar las recomendaciones a tener enc uenta para evitar las mordeduras. De hecho es importante saber que, contrario al dicho popular, un perro que ladra sí puede morder, ya que el ladrido amenazante es la primera fase de una agresión, es el aviso que da el perro de que algo lo inquieta o le desagrada. Entonces, la sigla LADRA nos servirá para recordar que debemos: Localizar, Anticipar, Distraer, Reconocer y saber qué Actitud tomar.
  • Imagen-2
  • Tomando la L de ladra: primero es escencial “Localizar” la presencia de perros. Si es posible, evite ingresar en un lugar donde haya perros sueltos. Si la vivienda no tiene timbre, golpee una vez las manos o avise verbalmente de su presencia. De lo contrario no ingrese. Si hay perros, distinga cuántos son, dónde están ubicados, a qué distancia y si tienen posibilidad de escape o están encerrados o atados.
  • Imagen-3
  • Continuando con el acrónimo LADRA, la A nos ayuda a pensar en “Anticipar” situaciones potencialmente peligrosas y de riesgo. Tenga mucho cuidado si ve un perro que está comiendo, cuidando a sus cachorros o durmiendo (especialmente si está adentro de una cucha), o si hay varios perros que se pelean: no se acerque y esté atenta a su actitud

imagen-4

  • La D es para “Distraer”: Si un perro se le acerca para olerla, quédese quieta e ignórelo. Puede distraerlo con algún objeto (arrojar un objeto al costado) o interponer la carpeta sin golpearlo ni asustarlo. 

imagen-5

  • La R para “Reconocer” las actitudes y posturas amenazantes: ladrar, gruñir, mostrar los dientes, pelos erizados, mirada fija o de reojo, cuerpo agazapado o bien patas estiradas y orejas y cola parada son actitudes de amenaza.
  • imagen-6
  • Y por último y lo más importante, la A de “Actitud” a tomar ante una amenaza o ataque. Si un perro adopta una actitud amenazante: mantenga la calma, no grite, hable con calma y firmeza. No mire al animal a los ojos. Nunca corra. Quédese quieta o bien retroceda lentamente hasta perder de vista al animal. Si un perro la ataca: interponga un elemento entre el animal y Ud. (carpeta, bolso, u objetos que se tengan a mano.), no corra, quédese de pie con los brazos en “asa” y diga “NO” con foz firme y enérgica pero sin gritar. Llame al dueño o pida ayuda a sus compañeras para que lo llamen o distraigan al animal. Si Ud. se cae o si el animal la tira al piso, enróllese en posición fetal protegiendo con sus manos la cabeza, rostro y cuello. Para recordar fácilmente la acción a tomar recuerden la frase: “De pie como un poste, en el piso como una piedra.”

ACTITUD FRENTE AL ATAQUE

Mantener la calma.

Quedarse quieto. NO CORRER

Postura erguida, brazos cruzados o en “asa”

Voz firme, gruesa

Anteponer objeto

Alejarse lentamente hacia atrás

Si cae: posición fetal

De pie como un “poste”, en el piso como una “piedra”      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =

Scroll al inicio